-->

Al final siempre duele...

by - abril 19, 2018

Cortesía: giphy.com 



A veces creo que el caos que tengo en la cabeza es el resultado de mis miedos, es temor que me invade ante la primer señal de que puedo amar, es por eso que tal vez disfrazo mis intenciones de propuestas sexuales, pues es más fácil abrir las piernas que el corazón.

Siempre creí que los más difícil en la vida era encontrar a alguien que te aceptara tal y como eres, pero es falso, lo más difícil es aceptar que esa persona existe, por eso muchas veces usamos máscaras, con el fin de no ser descubiertos, para engañar al depredador de sentimiento y mostrarnos como una presa poco apetecible.

Hasta hace poco les contaba lo mal que la estaba pasando por mi ex, pues bueno, resulta que al tiempo tenía la cabeza hecha un nudo gracias a un "amigo sexual" de eso con los que se supone no te debes involucrar, pues bueno, no supe separar y terminé esperando más de lo que él podía dar.

Como si eso no fuera poco aparece ese alguien dispuesto a darme emocionalmente lo que otro no quiso dar, lo mejor es que no me molestaba recibirlo, ¿cuál es el problema? Pues este nuevo sujeto no puede darme lo que el otro sí, sexo.Es allí donde todo se complica, los besos, las caricias, todo pide a gritos más, pero no puede haber un más.

Nunca he creído que el destino nos juegue malas pasadas, considero que es nuestro subconsciente el que juega en pro de lo verdaderamente queremos, prueba de ello, pese a sentirme emocionalmente bien con el sujeto nuevo, no evité la tentación de tener una faena más con ese "amigo sexual", como resultado, el nuevo se enteró de lo que hice y decidió alejarse.

No lo culpo, ni mucho menos a mi, pues sería hipócrita si digo que me arrepiento de lo hecho, porque no es así, es más si pudiera lo volvería a hacer, dejaría que igual se descubrieran las cosas, porque al final aunque duela, es mejor conocer la verdad. Sí, esa que en estos momentos me dice a gritos que pese a que me gusta estar con el nuevo, prefiero mil veces que sea el "amigo sexual" quien desee llenar otros espacios en mi a que éste otro sujeto puedo satisfacerme sexualmente, porque esa es la verdad, no elegimos quien nos gusta, pero lo que sí podemos elegir es la cantidad de daño que le permitimos a una persona provocarnos, es por ello que mejor me quedo sin el pan y sin el queso, pues no quiero herir ni ser herida.

Sí, soy una cobarde, prefiero huir, pero qué más se puede hacer cuando aún sabes que tienes las alas rotas, y que debes ser tu misma quien las repare, pues de nada vale tener tanto amor cerca cuando no se está preparado para recibirlo.

You May Also Like

4 comentarios

  1. Para nada creo que ser fiel a uno mismo sea de cobardes. Tenemos que admitir que somos seres complejos en un mundo lleno de convencionalismos que lo único que hace es limitarnos. Ensayo, error hasta que lo consigas. Suerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, saludos para ti. Un abrazo. Y aquí continuaré ensayando ☺

    ResponderEliminar
  3. Gracias por leer y compartir mis locuras, abrazos

    ResponderEliminar