-->

Escuchar al viento hablar...

by - abril 20, 2018

Cortesía:gifs animados



El sonido del viento confabulado con los acordes del violín y el chelo tiene más que decir que el ruido de los carros, los gritos de los vendedores ambulantes y demás distractores tecnológicos.

Soy del tipo de personas que disfruta perderse en las calles de su enorme cuidad, entre el bullicio de la cotidianidad, pero me gusta perderme en ese caos porque en él es que se halla el orden.

No hay momento más romántico que estar caminando por una calle contaminada por el ruido y el malestar cosmopolita, y que de repente, de la nada, sin siquiera imaginarlo, el fuerte viento empiece a hablar a través de una melodiosa pieza de Verdi, la cual proviene de la mano de dos músicos ambulantes, quienes con su violín y chelo me sacan de la rutina, del caos y me trasportan al orden.

Ese momento es mágico, basta con cerrar los ojos, sentir el golpeteo del viento en mi cara, dejarme seducir por el sonido suave del violín acompañado del agudo chelo, los cuales unidos bajo el mismo compás embriagan mis sentidos, haciendo que la mente entre en un orgasmo sonoro del que es imposible escapar.

De un momento a otro los acordes de Verdi se unen al Hello de Adele, pasando por November Rain de Guns And Roses, entre otras canciones, haciendo que mi mente esté cada vez más lejos de la realidad.

Sigo en trance, quisiera no salir de él, me gusta conversar con el viento, escuchar de su voz secretos tan ajenos pero tan propios a la vez. De repente la música se detiene y el orden es absorbido nuevamente por el caos... Miro la hora, ya es un poco tarde, es momento de regresar a la rutina.

Nota: Si algún día va por calle y se encuentra a su paso un violín o un chelo, no los ignore, únase al llamado de ese par de intrumentos que sin pedir mucho a cambio le arrebatan miles de sonrisas, y le permitirán escapar de la contaminación auditiva a la que estamos expuestos quienes vivimos en las grandes urbes.

You May Also Like

0 comentarios