-->

La edad del LIMBO…

by - abril 24, 2018

Estoy en ese momento de mi vida en el que los niños me dicen señora, y los adultos me dicen niña; en el que no tengo la suficiente experiencia para asumir ciertos cargos laborales, pero en la que estoy sobreperfilada para desempeñarme en otros; la edad en que para mis tías ya me está dejando el tren y temen que me convierta en la soltero a de la familia , pero que según yo es la edad donde apenas estoy empezando a vivir mi vida. Tal parece que los 25 son la edad para vivir en el LIMBO y no, no me refiero al baile donde te pasas bajo una barra mientras usas un collar de flores y sostienes un margarita en tu mano derecha.

Cortesía: giphy.com

Si bien soy consciente de que debido a ciertos inconvenientes personales inicié mi formación universitaria varios años después de lo que hubiese deseado, no me arrepiento de que así fuera, pues de lo contrario no contaría con la experiencia emocional y mental para afrontar varios de los retos personales que se viven durante esa época, que como he expresado en otros post, no es para nada similar a lo que nos vendió American Pie.
Pero regresando al problema de los 25, es que cuando a dicha edad aún no tienes un futuro laboral estable, no cuentas hasta el momento con un historial mayor a cinco meses en tus relaciones sentimentales (y eso que ha sido la más longeva), tu familia y amigos empiezan a preocuparse e incluso a presionarte para que esclarezcas tú futuro.

El inconveniente es que se llega a un punto en el que empiezas a creer que en realidad vas atrasada, que las cosas están saliendo mal y que si no te despiertas vas a acabar desempleada y soltera por el resto de la vida.

Cortesía: giphy.com
El punto es que en realidad eso no es tan grave, bueno lo de ser desempleada por siempre sí lo es, y mucho, más cuando amas viajar, y trabajaste desde que saliste del colegio para no tener que ser una responsabilidad económica más para tú  familia, pero vamos, no podemos siempre mirar hacia los lados y pretender seguir el ritmo de los demás, y no re trata de ir adelantada o atrasada al tiempo de los otros, se trata de estar a tiempo para uno mismo, de sentirse a gusto con los logros obtenidos, de luchar siempre por alcanzar todas y cada una de las metas, pero siempre siendo fiel a sí mismo.
El problema de los 25 no es que sea el LIMBO, es que la sociedad trata de establecer un tiempo para vivir la vida de todos los individuos, sin entender que somos distintos y que mientras a los 25 tengo conocidas que ya se casaron y tienen hijos, otras son importantes empresarias, periodistas, músicas, modelos, pero también están las que aún no saben qué hacer con sus vidas, las que viajan  por el mundo, las que viven de fiesta en fiesta, las que no temen pedir dinero a sus papás para vivir aventuras y las que como yo, estamos a la espera de recibir un diploma y hallar un empleo de nuestro agrado, porque no se trata de apresurarnos sino de vivir a nuestro tiempo. 


You May Also Like

0 comentarios