-->

Publicidad falsa y engañosa...

by - mayo 29, 2018

Cortesía: giphy.com


El problema de empezar a salir con alguien es que nos vendieron la idea de que jamás debemos mostrar lo malo que tenemos, que debemos vendernos con tal habilidad, que hasta el mejor publicista del mundo nos tenga envidia por nuestras técnicas de merchandising, es ahí donde empiezan los problemas, porque las primeras citas  se convierten en una lucha de vendedor que gana por comisión y todo se transforma en una pelea por meter el paquete chileno, cual si fuera lo último en guaracha.

Generalmente cuando la gente me conoce paso por negativa  e incluso hay quienes me dicen que no me sé  vender, y sí, esa es la verdad, no me sé  vender, porque prefiero arrojar mi manojo de defectos a la entrada y no a la salida, pues he recibido tanta mercancía defectuosa cuando se suponía que era perfecta, que ya me pongo en los zapatos del otro y lo que menos quiero es venderle algo que no soy, eso para evitar decepciones a largo plazo, porque para mi eso señoras y señores es mentir y como clientes afectados por la compra de un producto cuyas característica no son las que venían en el empaque, estamos en todo el derecho de reclamar cuando este deja de funcionar.

Tanto hombres como mujeres somos culpables de esta dinámica mercantil, pues tenemos tanto miedo al rechazo, que nos inventamos la mejor versión que se ajuste a lo que ese otro está buscando, el problema es que mas temprano que tarde nuestra personalidad sale a flote y con ella los defectos y las realidades, que si no fueron mostradas desde el inicio, créame, esa relación  no tiene futuro.

Cortesía:giphy.com

Ahora, creo que todo sería más fácil si no vamos por ahí mostrando espejismos, si usted es como yo que los domingos luego de bañarse busca una pijama y se queda desarreglada y sin peinarse, o que detesta usar tacones, maquillarse y usar vestido, pues simple, en las citas no use disfraz, sea usted, la chica que luce sexy en una camisa, jean y tenis, con un chonguito en el pelo y carilavada, pues al final de cuentas si las cosas fluyen, con el tiempo él se acostumbrará a verla así y no se llevará más adelante una decepción cuando usted ya entre en su zona de confort y deje de esforzarse por lucir regia, mejor, haga que ese estar arreglada sea un de vez en cuando para sorprender, no para espantar.

Caballeros, si ustedes son de los celosos que no quieren que su chica salga con amigos, que prefieren pasar en casa un sábado en la noche antes que salir de fiesta, y ya están buscando pareja para conformar algo serio y a largo plazo, pues dígalo, pero no salgan con frases como, "Yo no soy así" "Yo también tengo amigas mujeres y entiendo que necesitas tu libertad" o la típica " Yo no quiero nada serio, sólo vivo el momento", para después cambiar el discurso con reclamos porque nosotras queremos salir de fiesta, tener noches a solas con nuestros amigos, o simplemente vivir el presente y no buscar un marido porque no nos sentimos quedadas. Sean ustedes, no se conviertan en un personaje que no son y que peor aún, pueden llevar a que cuando saquen sus cualidades están pierdan valor, porque simplemente no son lo que nos vendieron.

You May Also Like

0 comentarios